Disney y YouTube se unen para emitirseries inéditas

La compañía Walt Disney y YouTube unirán fuerzas para emitir contenidos inéditos en un canal habilitado por ambas compañías. En este nueva alianza ambas invertirán un máximo de 11 millones de euros. Con esta fusión, ambas empresas pretenden apostar y superar los obstáculos que ambas entidades han reconocido por separado.

Después de que YouTube anunciara nuevos canales que ofrecerán a los usuarios contenidos originales e innovadores, la plataforma de vídeos de Google ha llegado a un acuerdo con Walt Disney para emitir nuevos contenidos, según recoge el diario estadounidense The New York Times. Disney ha admitido que su propia marca no es lo "suficientemente potente" para llegar a su público -los niños- y para ellos es ir donde esta su audiencia.

Gracias a la unión con YouTube este acercamiento será posible. En este sentido, el copresidente de Disney Interactive, Jamess A. Pitaro asegura que la idea es "traer el legado de Disney a una nueva generación de familias y amantes de la factoría en sus plataformas preferidas". Disney producirá la serie web, basada en la aplicación móvil del popular juego 'Where's My Water?' ('¿Dónde está mi agua?'), que cuenta las aventuras de un cocodrilo llamado Swampy. El objetivo será producir ocho series originales, según asegura Pitaro.

Atraer a los anunciantes
En cuanto a la publicidad, Disney va a intentar atraer el máximo número de anunciantes para vender la máxima cantidad de espacios publicitarios y dividir la parte de los ingresos con YouTube. Y es que, YouTube ha insistido en que su proyecto de canales comerciales no supone en ningún caso entrar en la producción de contenidos y que se mantendrá neutral en este aspecto. La situación económica de la factoría Disney no es la más idónea en estos momentos.

El equipo del área interactiva se encuentra bajo presión ya que las cifras muestran cómo el tráfico de Disney.com ha ido disminuyendo a un ritmo alarmante. Los visitantes de la página web pasaron de 17,9 millones en junio a 12,7 millones en septiembre, según la empresa de medición comScore. Por su parte, YouTube pretende ganar credibilidad ante la insatisfacción de los padres a la hora de que sus hijos vean determinados contenidos en Internet. Además, quiere competir con la televisión por cable mediante la adición de más vídeos profesionales.

"Queremos trabajar con las mejores marcas y, por supuesto, esperamos que esta asociación atraiga a nuevos anunciantes", asegura el jefe global de contenido de YouTube, Robert Kyncl. Mientras que la división de Google es una gran aliado a la hora de atraer a los niños -debido a que solo es necesario ser mayor de 13 años para darse de alta-, Disney es indispensable en la batalla legal en la que está inmerso YouTube con Viacom. Viacom posee Nickelodeon, un importante sustentador de material de promoción del portal de vídeos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario